Aunque soñamos constantemente con ganar la lotería, cuando esto sucede, no muchos de nosotros estamos preparados para manejar lo que viene después. De hecho, tu momento de suerte podría convertirse en un desafortunado día si no tienes cuidado.

Dicho esto, echemos un vistazo a ciertas cosas importantes que debes hacer para evitar convertirte en un perdedor después de ganar la lotería.

Antes de reclamar su premio

Establecer una base sólida es la clave para aprovechar al máximo tu buena fortuna. Así que antes de salir apresuradamente a reclamar tus ganancias, deberás abordar de la manera más consciente posible los siguientes temas:

Protege tu boleto y tómate tu tiempo

Antes que nada, protege tu boleto ganador de lotería. Haz copias en papel, almacena copias digitales, invierte en una caja de seguridad para el hogar o lleva el boleto al banco para guardarlo, siendo eso lo más conveniente en caso de que algún banco en tu país preste dicho servicio.

Una vez que tengas tu boleto asegurado, tomate tu tiempo para contactar a las autoridades de lotería.

Pero porque no reclamar el premio de una vez y salir a gastar y disfrutar?

Esto se debe a varias razones, pero la más importante es permitir que los medios de comunicación se calmen y tengas tiempo de respirar y planificar tu próxima nueva vida.

La mayoría de las loterías dan a los ganadores desde 180 a 365 días para reclamar los premios, por lo que tomarse una semana libre antes de reclamar, puede hacer mucho por tu estado mental y darte claridad sobre la mejor manera de aprovechar tu nueva fortuna.

No abandones tu trabajo por el momento

Es lo que siempre has soñado: renunciar a tu trabajo para retirarte a una exótica isla y ver los atardeceres en compañía de una bebida tropical bien fría, ¿verdad?

Pero no tomes esa decisión demasiado rápido. Abordar una planificación financiera y tomar las cosas con calma, te permitirán entre otras cosas, asegurarte de no haber confundido los números o la fecha en tu boleto ganador.

También es recomendable mantener discreta tu buena fortuna en el trabajo. Una sonrisa silenciosa es todo lo que necesitas. De lo contrario, podría correrse la voz antes de estar listo, sobre todo en términos de seguridad personal.

Por otro lado, también evitaras las primeras olas de pedigüeños, envidiosos y gente de mala fe. Recuerda que hasta hace unos momentos tu no tenías nada de valor en términos económicos y por lo tanto, tampoco tienes la estructura ni el conocimiento necesario para manejar y salvaguardar tu nuevo capital.

Contrata expertos

Ganarse la lotería es diferente a obtener una riqueza de manera gradual a través del tiempo, y aunque el dinero te brinde una sensación de seguridad, debes tener cuidado y pensar de manera inteligente antes de comenzar a mostrar tu riqueza.

La razón de ello es que probablemente no tengas en estos momentos la inteligencia financiera necesaria para manejar grandes montos de dinero e invertir sabiamente.

No te ofendas con esto, yo tampoco tenía formación ni conocimiento financiero cuando gane mi primer premio importante, y me habría ahorrado una gran cantidad de dinero y malos momentos si alguien me hubiera dicho lo que yo te digo a ti.

Ahora que has ganado tu premio de lotería, lo más conveniente es rodearte de profesionales. Contrata a un buen abogado versado en cuestiones financieras, así como un sólido asesor financiero basado en honorarios y un CPA.

Ellos te ayudaran a tomar las mejores decisiones para tu futuro. Ahora, si te sientes incómodo con alguna de estas personas, o recibes un consejo que no te hace clic, simplemente obtén una segunda opinión. La ventaja ahora es que puedes pagarlo.

Limita el acceso

Una vez que se corre el rumor de que has ganado millones, vas a encontrar muchas personas con sus manos extendidas. Caridades, causas, amigos, familiares perdidos hace mucho tiempo, conocidos del trabajo, asesores de inversiones, lo que sea, vas a escuchar de todos ellos.

Por eso es buena idea que cambies de dirección y numero telefónico.

Cuando reclamas tu premio

En casi todas las loterías internacionales, existen dos maneras en las que puedes recibir tus ganancias.

La primera, como una “suma global” y la segunda, como un pago anual distribuido en un período de 20 a 30 años.

Existen ventajas y desventajas para ambas opciones, por lo tanto, deberás considerar cada opción cuidadosamente para ver cuál es la mejor en tu caso particular.

Pago único

Cuando tomas un pago global, en realidad no recibirás el monto total del premio mayor. Por lo general, el monto anunciado se basa en la lotería que paga a través de una anualidad durante 20 o 30 años y no todo a la vez.

Entonces, cuando tomas la suma global, te pagaran el valor en efectivo actual del premio mayor, que es mucho menos que cada pago anual agregado.

También hay otros pros y contras importantes que debes considerar:

Ventajas

  • Podrás multiplicar el pago inicial si inviertes con prudencia.
  • Las ganancias se gravan a las tasas impositivas actuales, que podrían ser más altas en el futuro.
  • Las personas mayores tienen garantizado obtener sus ganancias completas a través de la suma total.
  • No hay riesgo de variables futuras desconocidas que afecten tu pago.

Desventajas

  • La mala gestión financiera, una cartera de inversiones excesivamente agresivas o gastos descuidados y extravagantes, podría dejarte sin un centavo.
  • Como se mencionó anteriormente, por ejemplo, una lotería con un premio mayor de $ 10 millones, termina siendo alrededor de $ 5 millones en dinero real y solo $ 3 millones (o menos) después de impuestos.
  • Estarás renunciando a un flujo de ingresos a largo plazo.

Pago a largo plazo

Cuando tomas el pago a largo plazo, recibes el monto total del premio mayor en un período de 20 a 30 años.

Estas son algunas de las ventajas y desventajas más importantes que debes tener en cuenta antes de tomarlo:

Ventajas

  • Los pagos anuales proporcionan un flujo de efectivo a largo plazo.
  • Es probable que un pago anual te ponga en un tramo de impuesto a la renta marginal más bajo que la suma global, por lo que puedes pagar menos en impuestos durante el plazo de pago.
  • No puedes “explotar” todas sus ganancias a la vez, lo que te permite adquirir experiencia financiera a través del tiempo.
  • Puedes presupuestar y mantener de manera más segura (en términos financieros), un cierto nivel de vida con un pago anual garantizado.

Desventajas

  • Pierdes la oportunidad de invertir la suma global y aprovechar el interés compuesto.
  • El pago anual no se ajusta por inflación, lo que significa que se vuelve un poco menos valioso cada año.
  • Si mueres antes de que concluyan los pagos, el resto de tus ganancias pueden pasar o no a tus herederos. Esto depende de la lotería y el país en que ganaste el premio.
  • Si la lotería quiebra o se termina, tus pagos también podrían hacerlo.
  • Tienes acceso limitado a las ganancias. Por ejemplo, si surge una emergencia u oportunidad, no podrás acceder a más de tu monto de pago anual.

Después de reclamar tu premio

De acuerdo, entonces hiciste los preparativos necesarios antes de pedir tus ganancias y decidiste en que forma deseas que te paguen. Y, ¿Ahora qué?

Habla con la gente que contrataste

Si contrataste a las personas adecuadas, ellas te podrán ayudar de forma eficaz, así que úsalas con frecuencia.

Si encuentras que no confías en ellos, contrata nuevas personas. Este tipo de riqueza puede ser atemorizante si no estás acostumbrado, así que busca ayuda calificada y úsala para tomar decisiones informadas.

Paga tus deudas

Ya se trate de préstamos estudiantiles, una segunda hipoteca, tarjetas de crédito o préstamos para automóviles, paga todas aquellas deudas que has acumulado durante toda tu vida.

Dicho esto, es posible que desees mantener la hipoteca principal siempre que tenga una baja tasa de interés. Esto porque cuanto más dinero tengas, mayor será la categoría impositiva y las deducciones impositivas más importantes.

De cualquier manera, deshazte de toda tu deudas de alto interés, y luego consulta con tus profesionales para determinar qué hacer con el resto.

Comienza un Fondo de Emergencia

Incluso, cuando logramos acumular una importante cantidad de dinero, de vez en cuando podemos encontrarnos con problemas financieros, incluso con mayor frecuencia que el resto de la gente!

Establecer un fondo de emergencia de buen tamaño es una de las cosas más inteligentes que puedes hacer con tus ganancias. Una regla que me parece excelente, es apartar lo suficiente para pagar los gastos de seis meses a un año.

Ahorra dinero para la jubilación

Asigna un porcentaje de tus ganancias a cuentas de jubilación. No quieres tener que volver a trabajar a los 80 después de ser un ganador del premio mayor, ¿verdad?

Configura fondos para la universidad

¿Tienes hijos o quieres proveer a los hijos de otra persona? Hacer regalos libres de impuestos para la educación de un ser querido puede ser muy gratificante.

Al día de hoy, en todos los países sin importar su grado de desarrollo, se pueden encontrar planes, que cubren absolutamente todos los gastos universitarios en la universidad de tu elección.

En lo personal, yo pague planes universitarios a varios seres queridos. El último lo adquirí para mi sobrino en el momento de su nacimiento hace 2 años. La verdad me pareció una ganga, ya que pague 18.000 dólares y dentro de 16 o 20 años, él y sus padres no tendrán que preocuparse por la universidad, incluso si decide estudiar en el exterior. Todos sus gastos universitarios estarán cubiertos por 5 años.

Ofrece a aquellos menos afortunados

Considera compartir parte de tu buena fortuna, ya sea para una iglesia, obra de caridad o simplemente para un miembro de tu familia que enfrenta tiempos difíciles.

Además, cuando le das a una organización benéfica calificada, ¡puedes deducir la donación de tus impuestos!

Aprende a decir No

Casi todos lo que conoces y posiblemente todos los que nunca has conocido te van a pedir dinero por buenas y malas razones.

Debes aprender a decir NO! a la mayoría de ellas hasta que decidas cómo quieres gastar y guardar tus ganancias, de lo contrario, te quedaras sin nada antes de darte cuenta.

Esta puede ser una de las cosas más difíciles que tendrás que hacer. Ten la seguridad de que algunas personas presionarán, amenazarán o intentarán manipularte para salirse con la suya.

Una salida fácil puede ser decir que, acordaste discutir primero con tu cónyuge, tus padres o tu asesor financiero. Elige una de estas opciones y úsala si alguien simplemente no se detiene.