Muchos pensamos que la envidia es desear lo que otros tienen, sin embargo, la verdad es que el envidioso lo único que quiere es que tú pierdas lo que has conseguido.

Por increíble que suene esto, dicho sentimiento es propio de la naturaleza humana y es más común de lo que parece. La envidia, es tan vieja como el ser humano mismo, y nace de un profundo temor a la escasez.

Las personas piensan que ahora que vistes con la ropa que te gusta, tienes un buen auto, mejoraste o compraste una casa nueva, y tienes a tus hijos estudiando en la mejor universidad, de alguna manera reduce sus oportunidades de conseguir dichos recursos para sí mismos. Es como si, hubieras agotado, las reservas que el universo tiene destinadas para compartir con ellos.

Este sentimiento de escasez en los demás, es más intenso cuando tu nuevo estilo de vida, es el resultado de un premio de lotería.

El juego estratégico de la lotería, es una actividad que pocas personas entienden. Por lo general, todos piensan que sólo se trata de comprar el billete y esperar el favor de la “buena suerte”.

Pocos saben que el juego inteligente de la lotería, es una actividad como cualquier otra, que incluye largas horas de proceso manual o innumerables testeos para identificar los recursos mas eficaces.

Y en este punto te hago mi primera recomendación …

No expliques tus metodos ¡

Aunque muestres tu método y expliques que usas un software especializado, similar a los usados en otros tipos de análisis estadísticos, las personas extrañamente siguen pensando que tus resultados han sido simples “golpes de suerte”.

Tratar de demostrar que tu estrategia, es un trabajo tan serio y valido para ganarse la vida como cualquier otro, es una perdida de tiempo; No lo hagas…¡

Manejar la envidia de los demás nunca es fácil, y es por ello que considero importante, compartir contigo parte de mi experiencia y evitar que tu nuevo estado de riqueza provoque emociones negativas en los demás.

Estos 3 breves consejos, te servirán para minimizar el sentimiento de escasez que nace inevitablemente en las personas más cercanas a ti.

3 Breves consejos para manejar la envidia de los demás

No divulgues tu nueva fuente de riqueza

Si sigues un sistema eficaz, vas a tener importantes ingresos a mediano y largo plazo, que te dan la oportunidad de comprar cosas, viajar e incluso dejar tu trabajo actual.

Sin embargo, una vez que esto suceda, lo más prudente es seguir por un tiempo con tu vida cotidiana, como si nada hubiera pasado.

Sé que es más fácil decirlo que hacerlo, pero esto te evitará inconvenientes con amigos y familiares, ya que en tu nueva situación, ellos esperarán que tu compartas algo de ese dinero “fácil” que ha llegado a ti por cuestiones de “buena suerte”.

Compartir es bueno, pero en estas circunstancias, es una actividad que puede hacer más mal que bien, ya que en la mayoría de los casos nunca será suficiente.

Más adelante, cuando hayas aprendido sobre inversiones y la manera en que funciona el dinero, encontrarás la mejor forma de ayudar a los tuyos, sin embargo, créeme cuando te digo que, regalar dinero no es una de ellas.

Conserva tu anonimato

Maneja tus nuevos recursos a través de una persona jurídica, esto te ayudará a mantener tu anonimato y será mucho más sano para ti y tus allegados en términos de tranquilidad mental y seguridad.

Para esto, contrata servicios financieros y legales de buena reputación que te ayuden a enmascarar tu identidad y a diseñar una estrategia de inversión y manejo apropiado de tu dinero.

Aprende todo sobre el dinero

Capacitarte financieramente, es importante. De lo contrario, tus ganancias se verán reducidas en poco tiempo y es probable que cometas errores demasiado costosos.

Incluso una formación financiera básica, también te permitirá acceder a más dinero, ya que aprenderás a sacar el mejor provecho de tus inversiones para incrementar tu capital.

Ya en este punto, es menos probable despertar la envidia de los demás porque aunque no es del todo cierto, tu nueva riqueza se debe a tu preparación y no a un simple “golpe de suerte”.

Y lo más importante, serás una persona financieramente sólida e independiente capaz de retribuir al mundo en la forma que mejor te parezca.